LEY DE QUIEBRA 20.720

Por. Alejandro Ossandón – Editado por Abogado Rodrigo Logan

REFORMA AL SISTEMA CONCURSAL CHILENO CON LA LEY DE INSOLVENCIA Y REEMPRENDIMIENTO N°20.720.

CARACTERISTICAS DE LA NUEVA LEY DE INSOLVENCIA Y 20.720.

A).- Nueva mirada al Derecho Concursal
La base de la nueva ley tiene una concepción más moderna de entender la insolvencia de la empresa, cambia el paradigma clásico en el cual se veía la liquidación como una salida para la protección del crédito de la masa de acreedores, ahora lo que se busca es, en primer lugar, reorganizar, es decir, darle sobrevida a las empresas viables y como ultima ratio, liquidar los activos. Se constituye así en un impulso al emprendimiento.

El cambio se ve manifestado incluso en los términos a ocupar, se hace más amable el procedimiento de insolvencia. Y no se criminaliza ni desprestigiara al fallido, ahora se le denominara como empresa o persona deudora. Tampoco se denominara este fenómeno como Quiebra sino como liquidación, los convenios pasaran a ser parte de una reorganización y la figura del síndico será reemplazada por el veedor y por el liquidador, este último en el caso de liquidar la empresa.

B).- Se recuperan los activos.
Se pretende recuperar los activos con el uso de distintos mecanismos, entre ellos la venta sumaria, el impulso a la venta como unidad económica, y a veces la ampliación de libertad de venta de los martilleros, además ampliar la tasa de recuperación, se espera lograr una relativa equidad entre los acreedores. Otra medida que se destaca es la implementación de un medio de notificaciones virtual y gratuito, denominado Boletín Comercial. A cargo de la Superintendencia de insolvencia y reemprendimiento

C).- Se contempla la creación de una instancia de defensa para el deudor, al que se llama “juicio de oposición”, esta etapa previa  a la dictación de liquidación y permite ejercer el derecho al debido proceso y derecho a la bilateralización. (Es decir antes el deudor se citaba a una audiencia, donde solo se le informaba que se le había pronunciado el estado de quiebra y solo después podía reponer y oponerse a dicha declaración)

PROCEDIMIENTOS

  1. Bajo el nuevo régimen concursal, se distingue al sujeto pasivo de la insolvencia, si se trata de una persona natural o persona jurídica se aplicaran dos tipos de procedimientos, uno que tiende a la reestructuración de activos y pasivos para la continuación efectiva de la misma pactando condiciones del pago de sus acreencias y el otro a la liquidación de bienes.
  2. Antes de la Ley N° 20.720, no se hacía diferencias en el tratamiento de insolvencia entre empresa y persona deudora, sino que se aplicaba el mismo proceso, sin distinguir la necesidad de cada uno, el énfasis se ponía en el deudor como empresa.
  3. Los procedimientos deben ser satisfechos en plazos cortos, simplificados, logrando realizar la reorganización en menos de cuatro meses, la renegociación en menos de 105 días hábiles  y la liquidación en un plazo máximo de 11 meses para empresa deudora y 8 meses para la persona deudora, esto se manifiesta en resultados más eficientes y una recuperación estimada del 68% de los créditos debidos.

La Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento dirige un procedimiento administrativo, gratuito y voluntario para RENEGOCIAR sus deudas.

¿Quiénes son personas deudoras para la ley 20.720?

A) Los trabajadores dependientes, es decir que tengan un contrato de trabajo, personas naturales contribuyentes del articulo 42 N°1 de la Ley sobre Impuesto a la Renta.
B) Los demás sujetos de crédito que no sean considerados “empresa deudora”, tales como dueñas de casa, estudiantes, jubilados, pensionados, montepiados, entre otros.

¿Qué requisitos deben cumplir para acceder a la Renegociación?

A) Tener dos o más deudas vencidas por más de 90 días corridos, es decir que no las haya pagado por más de tres meses.
B) Que la suma total de estas deudas sea más- de 80UF como mínimo.
C) No haber sido notificado/a de un juicio ejecutivo o demanda de liquidación forzosa en su contra.
D) No haber emitido boletas de honorarios en los últimos 24 meses (personas contribuyentes del articulo 42  N°2 de la Ley sobre Impuesto a la Renta)

¿Cómo se inicia y funciona el procedimiento?

  • El procedimiento dura aproximadamente 4 meses y se puede iniciar de dos formas:
  • Presencialmente en cualquiera de las oficinas de la Superintendencia
  • A través del sitio web de la Superintendencia ingresando al siguiente enlace: www.superir.gb.cl/servicio-en-en-linea.

En ambos caso, usted necesita contar con una clave única, la que puede obtener en las oficinas del servicio de Registro Civil e Identificación o directamente en las oficinas de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento.
Para iniciar el procedimiento es necesario acompañar los antecedentes indicados en la Ley, como por ejemplo: declaración jurada de todas sus deudas, vencidas o no, de sus ingresos, sus bienes muebles o inmuebles, etc.
En el plazo de 5 días hábiles, la Superintendencia  analizara su solicitud y antecedentes pudiendo declarar inadmisible su solicitud, dar curso a la misma o bien solicitar se rectifique la solicitud otorgándole un nuevo plazo para tal efecto. Una vez que se da curso a su solicitud  se desarrolla mediante Audiencias donde podrá asistir personalmente o representada.

1° Audiencia de Determinación del Pasivo. Tiene por finalidad establecer a quien le debe la persona deudora.
2° Audiencia Renegociación. Tiene por finalidad acordar un nuevo plan  de pagos entre la Persona Deudora y sus acreedores, adecuándose su real capacidad de pago según sus ingresos.
3° Audiencia de Ejecución. Tiene lugar en el evento en que las dos anteriores audiencias no se alcancen  acuerdos entre las partes y su finalidad es acordar entre la persona deudora y sus acreedores, la forma de venta de bienes declarados y la forma de pago de las deudas.

En caso en que no exista acuerdo entre las partes en la última audiencia de ejecución, la Ley 20.720 establece  que la Superintendencia enviara los antecedentes del deudor al tribunal de su domicilio par que se inicie el procedimiento judicial de liquidación de los bienes de la persona deudora.

La Liquidación al ser un procedimiento judicial, la persona deudora debe ser representada por una abogado/a ante el tribunal.

¿Quiénes pueden solicitar la Liquidación?

Las personas naturales mayores de 18 años, chilenos/as y extranjeros/as con cédula vigente; con o sin contrato de trabajo.

Es necesario no haber emitido boletas de honorarios en los últimos 24 meses, ni ser considerado empresa (contribuyente de 1° categoría)

¿Qué documentos se deben presentar para someterse al Procedimiento de Liquidación?

Su abogado/a  deberá presentar en el tribunal los antecedentes que la Ley exige, entre ellos listado de bienes del deudor, bienes legalmente excluidos, juicios pendientes y listado de todas sus deudas.

¿Cómo funciona el procedimiento?

Se presenta una solicitud de liquidación voluntaria ante el tribunal del domicilio del deudor.
Se designa liquidador, quien administrara y vender los bienes del deudor.
Durante el procedimiento se celebran “juntas de acreedores”, que adoptaran los acuerdos relativos a la forma en que se venderán los bienes de la persona deudora.
Se procede al pago de los acreedores.
El liquidador da cuenta final de sus actuaciones y el tribunal dictara una resolución de Término de Procedimiento, con lo cual se entienden extinguidos los saldos de las deudas que quedaron sin pagar.

Ocultar o transferir bienes maliciosamente es un delito castigado con pena de cárcel (artículo 463 y siguientes del Código Penal)

¿Cuánto dura el Procedimiento?

 Cumpliéndose los plazos establecidos en la ley, el procedimiento debiera durar 8 meses.

REFORMA AL SISTEMA LABORAL CHILENO CON LA LEY DE INSOLVENCIA Y REEMPRENDIMIENTO N° 20.720

Consecuencia de la entradas en vigencia de la ley N°20.720, el día 9 de octubre del 2014, que sustituyo el régimen concursal y hace una serie de cambios a la regulación laboral.

a) Se intercala el artículo 163 bis al Código del trabajo, esta disposición señala que “el contrato de trabajo terminara en el caso de que el empleador fuere sometido a un procedimiento concursal de liquidación. Para todos los efectos legales. La fecha de término del contrato será la fecha de dictación de la resolución de liquidación”. Esto quiere decir que esta nueva causal opera ipso iure por el solo sometimiento a un procedimiento a un proceso de liquidación.

Así el trabajador sabría con antelación que declarado en quiebra su empleador su contrato de trabajo se extingue y que tiene derecho a una indemnización determinada por el legislador.

Adicionalmente se establece un plazo de 6 días para la notificación del despido, lo que será resguardado tanto por la inspección del trabajo, que se encargara de tener un registro como también la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento, quien podrá sancionar a los síndicos que no cumplan con este deber.

Finiquitos:

El artículo 163, bis, número 5 dispone que “El liquidador deberá poner a disposición del trabajador el respectivo finiquito, a lo menos 10 días antes de la expiración del periodo de verificación que establece la ley de reorganización y liquidación de activos de empresas y personas.

La dirección del trabajo agrega que las cotizaciones adeudadas en ningún caso se entenderán como renunciadas, no obstante no procede la” ley Bustos” Art. 162 del código del trabajo.

Indemnización por años de servicios:

El liquidador en representación del deudor, deberá pagar al trabajador una indemnización por años de servicios cuyo tope será 330 días de remuneración, además esta indemnización es compatible con la sustitutiva del aviso previo, se pagara a los trabajadores por los años de servicios prestados a la institución que fue declarada insolvente. Existe también una preferencia de pagos de las prestaciones.

Situación de los trabajadores sujetos a fuero:

Con la modificación hecha al régimen concursal se establece una excepción a la regla de solicitar,  para que el despido sea válido el desafuero de los trabajadores que gozan de fuero laboral, en el numeral 4 del artículo. Establece que “no se requerirá solicitar la autorización previa del juez competente respecto de los trabajadores que al momento del término del contrato tuvieron fuero”

Fuero maternal

El liquidador en representación del deudor, deberá pagar una indemnización equivalente a la última remuneración devengada por cada uno de los meses que restare del fuero, esta indemnización es compatible con la indemnización por años de servicios, pero incompatible con la asimilable al aviso previo.

Descarga paper en formato PDF


Herramienta Legal

Descarga herramienta legal en formato Word

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*