Permiso laboral para efectuarse exámenes de mamografía y próstata.

Por. Alejandro Ossandón – Editado por Abogado Rodrigo Logan

Fundamentos.

1.- Diversas políticas públicas se orientan hoy día a prevenir el cáncer de mama en las mujeres, entendiendo que se trata de una patología que tiene importantes índices de prevalencia, a la vez que también presenta altos rangos de recuperabilidad. La unanimidad de las opiniones médicas recogidas, indican precisamente que este cáncer es una de las enfermedades más prevalente en la mujer y su pronóstico depende estrechamente de la etapa en que se diagnostique, por lo que su prevención, diagnóstico y detección son considerados cruciales.
2.- El riesgo de contraerlo aumenta con la edad. Más del 85% de los casos nuevos y el 90% de las muertes se produce en mujeres mayores de 45 años. Es por esto que es muy necesaria su detección precoz. Para prevenir, se deben realizar el examen físico de mama (EFM) por un profesional especializado, el autoexamen de mama (AEM) y una mamografía.
3.- Por su parte, en los países de la Comunidad Europea, la mortalidad por cáncer de mama se ha reducido hasta el 30 por ciento gracias a la realización de mamografías y ha elevado las cotas de curación al 90 por ciento si a la paciente se le diagnostica esta patología en su estado inicial. Así lo ha asegurado la Sociedad Española de Diagnóstico por Imagen de la Mama (Sedim). Según esta sociedad, las mamografías han disminuido la mortalidad por esta enfermedad entre el 20 y el 30 por ciento de los casos, además de posibilitar mediante un diagnóstico precoz que siete de cada diez pacientes conserven el pecho.
4.- En Chile, según datos del Ministerio de Salud, desde el 2000 hasta el 2008 el cáncer de mama en Chile ocupó el tercer lugar entre las causas de muerte por cáncer en la mujer; es decir, una mujer muere cada 8 horas a causa de este mal.
5.- En este contexto, se dio inicio a una campaña de prevención e información sobre el cáncer de mama, patrocinada por la primera Dama, acompañada de la ministra del Servicio Nacional de la Mujer. Este año, una institución -de gobierno como la mencionada, patrocina por primera vez una política de difusión pública como la mencionada, la cual se extiende a las ciudades de Antofagasta, Valparaíso, Talca, Concepción y Puerto Montt, adicionalmente a la Región Metropolitana.
6.- Sin embargo, la importancia de este tema y el hecho de ser objeto de una importante política de salud pública, no tiene un correlato legal en materia laboral a fin de facilitar a las trabajadoras el acceso a este tipo de exámenes, los cuales la mayor de las veces tienen un bajo costo o bien pueden ser solicitados gratuitamente.

Por ello, parece necesario establecer en el Código del Trabajo, un derecho que sea funcional a esta política pública y determine con certeza que un grupo importante de mujeres accederán a este examen preventivo, consiguiendo con ello un mejor desempeño de la salud pública en esta materia.

En concreto, la propuesta legislativa apunta a establecer un permiso laboral, con goce de remuneraciones, para que la trabajadora pueda acudir a realizarse este examen una vez al año.

Según estudios médicos, generados permanentemente, y desde hace varias décadas, concuerdan en que los exámenes a la próstata para aquellos hombres que superan los 40 años de edad es un elemento que debe ser considerado de la máxima importancia, a objeto de prevenir la ocurrencia de enfermedades asociadas a este órgano, fundamentalmente la ocurrencia de un cáncer a esta zona del cuerpo.

Bajo esta premisa se ha ido generando a nivel Médico principalmente y también a nivel de las personas una cultura tendiente a tomar conciencia de la necesidad de contar con controles exhaustivos y permanentes para este sector de nuestra sociedad, que va aumentando año a año, lo anterior como manifestación y consecuencia del constante proceso de envejecimiento que está experimentando la población de nuestro país, sobre todo en los últimos 30 años.

De manera que es de toda justicia la inclusión dentro de las políticas públicas que diseñe el ejecutivo en materia de salud y en materia laboral, como también en el ámbito legislativo a través de la generación de leyes y acuerdos, normas destinadas a la prevención precoz de enfermedades asociadas a la próstata, y en especial el cáncer de próstata.

Esta enfermedad ha sido definida como un tumor maligno que afecta la glándula prostática, la cual se ubicada enfrente del recto, debajo y a la salida de la vejiga urinaria, con respecto a los síntomas del cáncer de próstata, se asegura que en la etapa inicial esta enfermedad no presenta ninguna manifestación.

No obstante, cuando el cáncer se encuentra en una etapa avanzada el hombre presenta fuertes dolores corporales. Puede llegar a tener una vida sexual problemática, generando con ello una disminución ostensible en su salud y consecuencialmente en su calidad de vida. Sin embargo constituye una patología que puede ser aliviada si se detecta temprano.

Desde un punto de vista estadístico la necesidad de su tratamiento temprano salta a la vista_ En efecto, en Chile mueren 1.900 hombres por esta causa al año, .es_ decir uno cada cinco horas.

La genética contribuye fuertemente a su aparición. Tener familiares de primer grado que lo hayan padecido ya es una señal de alerta. En ellos el chequeo debe hacerse desde los 40 años y no desde los 50, como en el resto de la población».

Para manejar este cáncer es fundamental el diagnóstico precoz. Cuando los tumores detectan en forma temprana sobre el 95% de los pacientes se cura. «Lamentablemente cuando las consultas son tardías, sólo se pueden ofrecer tratamientos paliativos y la participación de un equipo multidisciplinario para su manejo.

El examen debe realizarse por diversas razones, pero algunas veces se hace como parte de un examen físico anual de rutina. En los hombres, el examen se emplea para examinar la próstata y saber que consistencia tiene y si existe dolor, además se busca si existe un agrandamiento anormal u otros signos de cáncer de próstata.

A partir de Los efectos que provoca la imprevisión de las personas en cuanto a su salud física luego del transcurso de cierta edad, se hace imperiosa la implementación de normativas tendientes a acentuar los controles para la prevención de este mal que afecta a miles de hambre cada año en nuestro país.

¿Qué trabajadoras tienen el permiso laboral para hacerse una mamografía?
Las trabajadoras mayores de cuarenta años de edad, cuyos contratos de trabajo sean por un plazo superior a treinta días.

¿Qué trabajadores tienen el permiso para hacerse el examen de próstata?
Los trabajadores mayores de cincuenta, cuyos contratos de trabajo sean por un plazo superior a treinta días.

¿Por cuánto tiempo es el permiso?
Por medio día de trabajo. El tiempo para realizar los exámenes aumentará  lo suficiente para los traslados hacia y desde la institución médica a la que vaya el trabajador. Deben considerarse las condiciones geográficas, de transporte y la disponibilidad de equipamiento médico necesario.

El tiempo en el que los trabajadores se realicen los exámenes, será considerado como laborado para todos los efectos legales. Asimismo, este permiso no podrá ser compensado en dinero, ni durante ni al término de la relación laboral.

¿Cada cuánto tiempo podrán pedir el permiso de medio día?
Una vez al año.

¿Qué otras prestaciones de salud se incluyen en el permiso?
Además de los exámenes de mamografía o próstata se podrán incluir otras prestaciones de medicina preventiva, tales como el examen de Papanicolaou, en las instituciones de salud públicas o privadas que corresponda.

¿Tienen derecho a este permiso los trabajadores con contratos a plazo fijo o por obra o faena?
Sí, pueden ejercer el derecho, pero solo a partir de los treinta días de celebrado el contrato de trabajo, y en cualquier momento durante la vigencia de dicho contrato.

¿Qué debe hacer la trabajadora o el trabajador para poder usar el permiso?
Deberán dar aviso al empleador con una semana de anticipación a la realización de los exámenes. Asimismo, deberán presentar al empleador los comprobantes que acrediten que se los realizaron en la fecha estipulada.

¿Qué pasa si por contrato colectivo los trabajadores ya tienen un beneficio similar?
El permiso no se duplica. Se entiende que el empleador cumple con la disposición legal si otorga un permiso análogo al que dispone la ley.

LEY NÚM. 20.769

Modifica el código del trabajo otorgando permiso a trabajadoras y trabajadores para efectuarse exámenes de mamografía y de próstata, respectivamente

Teniendo presente que el H. Congreso Nacional ha dado su aprobación al siguiente proyecto de ley, originado en mociones refundidas de los diputados señor Osvaldo Andrade Lara y señoras Cristina Girardi Lavín, María José Hoffmann Opazo, Andrea Molina Oliva, Denise Pascal Allende, Karla Rubilar Barahona y Marcela Sabat Fernández y de las exdiputadas señoras Adriana Muñoz D’Albora, Ximena Vidal Lázaro y Mónica Zalaquett Said, la primera, y de los diputados señor Ramón Barros Montero y señora Claudia Nogueira Fernández, y de las exdiputadas señoras Carolina Goic Boroevic y Adriana Muñoz D’Albora.

PROYECTO DE LEY:

«Artículo único.- Incorporase el siguiente artículo 66 bis en el Código del Trabajo:

«Artículo 66 bis.- Las trabajadoras mayores de cuarenta años de edad y los trabajadores mayores de cincuenta, cuyos contratos de trabajo sean por un plazo superior a treinta días, tendrán derecho a medio día de permiso, una vez al año durante la vigencia de la relación laboral, para someterse a los exámenes de mamografía y próstata, respectivamente, pudiendo incluir otras prestaciones de medicina preventiva, tales como el examen de Papanicolaou, en las instituciones de salud públicas o privadas que corresponda. En el caso de los contratos celebrados por un plazo fijo, o para la realización de una obra o faena determinada, este derecho podrá ejercerse a partir de los treinta días de celebrado el contrato de trabajo, y en cualquier momento durante la vigencia de éste.

El tiempo para realizar los exámenes, señalado en el inciso anterior, será complementado, en su caso, con el tiempo suficiente para los traslados hacia y desde la institución médica, considerando las condiciones geográficas, de transporte y la disponibilidad de equipamiento médico necesario.

Para el ejercicio de este derecho, los trabajadores deberán dar aviso al empleador con una semana de anticipación a la realización de los exámenes; asimismo, deberán presentar con posterioridad a éstos, los comprobantes suficientes que acrediten que se los realizaron en la fecha estipulada.

El tiempo en el que los trabajadores se realicen los exámenes, será considerado como trabajado para todos los efectos legales; asimismo, este permiso no podrá ser compensado en dinero, ni durante ni al término de la relación laboral, entendiéndose por no escrita cualquier estipulación en contrario.

Si los trabajadores estuvieren afectos a un instrumento colectivo que considerare un permiso análogo, se entenderá cumplida la obligación legal por parte del empleador.».».

Y por cuanto he tenido a bien aprobarlo y sancionarlo; por tanto promúlguese y llévese a efecto como Ley de la República.

Santiago, 9 de septiembre de 2014.- MICHELLE BACHELET JERIA, Presidenta de la República.- Javiera Blanco Suárez, Ministra del Trabajo y Previsión Social.

Lo que transcribo a usted para su conocimiento.- Francisco Javier Díaz Verdugo, Subsecretario del Trabajo.

Descarga paper en formato PDF 


Herramienta Legal

Descarga herramienta legal en formato Word

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*